miércoles, 17 de diciembre de 2008

Feliz dos mil crisis


Aunque tal y como está el panorama cualquiera se atreve a felicitar el 2009 y entendiendo que no acaba de sonar del todo bien lo de desearos una feliz crisis, permitidme ser osado y adoptar una postura optimista frente a la incertidumbre desde el convencimiento de que aquello que habitualmente no preferimos a lo malo conocido ha de acabar poniéndonos a todos en nuestro sitio, y vete tú a saber si, además, acaba siendo bueno y gustándonos después de conocerlo.