jueves, 9 de mayo de 2013

Billete de sólo ida a Marte


Esta es una de esas noticias que nos hacen albergar alguna esperanza: 78.000 personas se han apuntado para habitar la primera colonia en Marte, entre ellos once españoles que han enviado su candidatura al proyecto "Mars One" que pretende crear un asentamiento humano sostenible en ese planeta. ¡Y esto sólo en las dos primeras semanas desde que abrieron inscripciones! Vaya, que ni el maratón de Nueva York. Dado que la compañía holandesa se ha comprometido a tener listo el chiringuito dentro de diez años, si continúa el ritmo de alistamientos para esa fecha pueden ser más de veinte millones. Yo espero que se animen muchos más (convendría que así fuera por el bien de la Tierra, que ya somos muchos aquí), dado que a partir de 2023 se seguirán haciendo envíos cada dos años y entre las condiciones requeridas no se precisa ni formación militar ni experiencia en pilotar aviones ni siquiera estudios científicos.

Sí se requiere a los solicitantes que sean inteligentes, tengan una buena salud mental y física, y estén dispuestos a dedicar ocho años a formarse y aprender, antes de alejarse para siempre hacia su nuevo hogar. Deberán, además, tener al menos 18 años, un profundo sentido del propósito, voluntad de construir y mantener relaciones saludables, capacidad de auto-reflexión, resistentes, adaptarse con facilidad, curiosos, creativos e ingeniosos.

Oye, oye: ¡que a esos figuras los queremos con nosotros a ver si nos ayudan a arreglar algo por aquí! Porque un aspecto determinante de esta aventura es que el billete que la organización entregará a los voluntarios será sólo de ida, lo que significa que los que vayan no volverán. Parece ser que esto es debido a una serie de alteraciones en la masa ósea y muscular de los astronautas como resultado de un viaje de ocho meses en una nave espacial y por estar mucho tiempo sometidos al campo gravitacional de Marte, más débil que el nuestro, lo que les imposibilitaría adaptarse de nuevo a las condiciones de la Tierra. Así que nadie piense que están intentando ahorrarse el coste del billete de vuelta, que dinero va a haber, pues todo se va a financiar con lo que generen los derechos televisivos de la retransmisión del evento. Sí señores: un "reality show". Esa es la idea. Un presupuesto de 6.000 millones de dólares para la primera expedición y 4.000 millones para las siguientes que se conseguirán a lo gran hermano "style". Preparémonos a ver la bandera de alguna marca comercial ondear en el balcón de la Casa consistorial del primer poblado marciano cuando nos lleguen las imágenes.

Sobran personas en nuestro planeta, la Tierra, nuestro hogar y fundamento de la condición humana hasta que se demuestre lo contrario; y parece ser que algunas se han propuesto demostrarlo. Pero qué mal suena eso de "sobran". Mejor sería decir "sobramos", para que nadie nos tache de querer estar en posesión de la verdad con inclinaciones totalitarias excluyentes. En cualquier caso parece evidente que la deriva demográfica actual, con el ritmo que llevamos en el consumo (saqueo) de recursos naturales, es insostenible. Esto no va a dar para todos durante mucho más tiempo, y no resultaría muy decoroso (democrático) que alguien, una élite de vete tú a saber qué (sabios en el mejor de los casos), llegado el momento, tuviera que apuntar ideas para seleccionar a esa casta privilegiada que garantizara la supervivencia de la raza humana. Así que si alguien piensa que va a estar mejor en Marte: ¡adelante!, más aún sabiendo que el pasaje no nos cuesta ni un duro a los demás porque lo paga la tele.

Yo, por el momento, me quedo en la Tierra. No es que me guste mucho cómo la estamos dejando, pero confío (y sé que es mucho confiar, pero me anima a ello la noticia) que no llegaremos a deteriorarla hasta el punto de preferir abandonarla sacando billete de sólo ida a Marte.

3 comentarios:

jj mor dijo...

Con lo que disfrutas "corriendo" aventuras, hubiera jurado que estarías entre los intrépidos candidatos..

¡Yo me apunto! Aunque será para el viaje del año 2043 (una vez tengan el tema ya bajo control y a mi me quede aquí un pelao.., si cae la breva).

Saludos

Molina de Tirso dijo...

¡Están locos estos romanos!;)

Rafa Torres dijo...

Buf, esto es casi como morirse...

Irse para no volver??? O estar muy solo aquí...

O que se vengan unos cuantos conocidos. Si me pueden acompañar unos cuantos a lo mejor sí.