miércoles, 19 de mayo de 2010

Pensamientos sobre una Vespa


Gran parte de los pensamientos más profundos que tengo suceden cuando me muevo por Barcelona en Vespa. Ves a la gente pasar en los semáforos, los escaparates, los lemas publicitarios en fachadas y quioscos, el pulso de la ciudad en sus aceras; la urbe a escala humana y tangible, en definitiva.

Algunas de esas reflexiones ya han ido apareciendo aquí sin reconocimiento de origen. Otras se volatilizaron inmediatamente como el humo del tráfico a mi alrededor. Pero la de hace un rato me ha parecido apropiado compartirla con vosotros con partida de nacimiento incluida, enseguida entenderéis por qué.

El caso es que iba detrás de un autobús, sin demasiada prisa, pensando en las tareas de la mañana, cuando mi mirada se ha posado distraídamente sobre el reclamo propagandístico impreso en su carrocería: "Segueixo creient (...)" ["Sigo creyendo (...)"].
Me ha parecido que no estaría nada mal aceptar como verdad algo de esa manera en que se hace necesario anunciarlo tan notoriamente, así que me he fijado con un poco más de atención en cómo seguía la frase: "(...) en política." ¿Cómo? ¡Por fin un sabio! ¡Alguien que se da cuenta definitivamente de que la política es una cuestión de fe! ¡Una elucubración irracional como pueda serlo la religión o el fútbol! ¡¡Oh visionario a idolatrar!!

Alguna otra mente privilegiada (a parte de la mía, claro) se ha percatado de la enjundia de la misiva y ha considerado necesario datarla y localizarla: Pinós, 10-04-2010, e incluso quien quiera puede leer el discurso completo publicado íntegramente en internet (a mí me falta estómago, sinceramente). Por supuesto también han identificado al autor, pero yo prefiero no nombrarlo aquí por no dejar mácula. Diré simplemente, en relación con la entrada anterior, que muy probablemente no fue el chico más brillante de su clase.

11 comentarios:

almalaire dijo...

Soy muy curiosa. He estado fisgoneando y coincido plenamente en que es poco probable en que el autor fuera el chico más brillante de su clase.
El lema de la campaña me recuerda al rollito "esto sólo lo arreglamos entre todos.org", se ve que se están poniendo de moda. En fin" estos son los bueyes que tenemos para arar"

Por cierto, que bonita Barcelona :)

Eastriver dijo...

jajajaja, peligrosa Vespa y peligrosa cabeza la tuya, a fuerza de pensar puedes acabar dando en el clavo. ¿Por qué no escuchas la radio como hace todo el mundo? Buffff, con lo que cuesta decir eso de Segueixo creient, glups, por uno que lo dice y te metes con él... jeje. Visca CIU! (es broma, es broma, es broma...)

Por cierto, si viene I. a finales de mes a ver si nos vemos, si puede ser. Venga, un abrazo.

Thornton dijo...

Te he imaginado, como Gregory Peck, por las calles de Roma con Paloma de paquete.
El burro de la fotografía no tendrá nada que ver con el político en cuestión, supongo.
Un abrazo.

Estrella dijo...

Ahí le has “dao” querido Thornton! Jua jua jua!

BLANCO dijo...

Yo, que no conduzco ni coche ni moto -aunque reconozco el encanto de la Vespa- encuentro cosas en la calle tirando sólo de mi tracción a sangre. Y de la tracción del transporte público. La de cosas que pasan fuera de casa, ¿eh?

"Parece mentira las cosas que veo/por las calles de Montevideo". Jaime Ross.

Yo, aportando otra arista a la imagen con la que Thornton te asocia, diré que te veo más como Nanni Moretti en Caro Diario. Tal vez porque la peli me gusta mucho. Y tú me caes muy bien.
Pido disculpas a Paloma, por si no le gusta imaginarte solo en la Vespa.
Abrazo.

Isabel Martínez dijo...

Y a mí que me da por tener los pensamientos despistados, los mejores de todos-todos porque son los más creativos, en la ducha.
Firma: una pasada por agua.
Besos.

Iker dijo...

Como te pille la Guardia Urbana conduciendo "sin la diligencia debida" ..... El día que veas un anuncio de lencería, ¡¡¿para por lo que más "sigas creyendo"!!.

Carlos dijo...

Yo también te identifiqué inmediatamente con Caro Diario, pero ten cuidado con reflexionar demasiado sobre una moto porque un susto como el de ese discursito te puede hacer perder el equilibrio. Como comparto tu falta de estómago para según que, prefiero dedicarme a los fantasmas irracionales. Un abrazo.

Jose Lorente dijo...

Almalaire, gracias por pasar otra vez por aquí y comentar. Lemas como el que citas hacen que uno sienta cierta vergüenza ajena. Esto (si se refieren a lo que pienso que se refieren) tiene difícil arreglo, si es que lo tiene.

Ramon, ya sabes lo que me pasa cuando pongo la radio. Si es que nos atacan por todos lados. Avisadme de ese encuentro con I. y a poco que pueda allí estaré.

Thornton, Paloma lleva mucho kilometraje de paquete en la Vespa, por supuesto. Ahora que viene el calor esos paseos son agradables. En invierno casi prefiere coger el metro, pero yo no me bajo de mi Vespa por más adversa que sea la climatología. Encontré la foto en una página que hablaban de unas carreras de motos en Italia, y me pareció que el burro iba que ni pintado para esta entrada, pero que nadie piense que se trata del político en cuestión, claro...

Estrella, ya ves que aquí la gente anda muy fina y no se les pasa una. Me alegra que tú tampoco desaproveches ninguna oportunidad de reír a mandíbula batiente.

Blanco, a Paloma y a mí nos encanta también esa película, así que seguro que no le importa. Me identifico mucho con ese tipo de humor y esa actitud irreverente.

Isabel, seguro que tu mente no descansa ni un instante y en cualquier lugar afloran en ti esos pensamientos. Los de la ducha suelen ser los más refrescantes. Los de la moto a veces resultan algo ahumados.

Iker, haces bien en advertirme aunque intento ir con cuidado, de verdad. Ahora que viene el veranito me encanta pillar en rojo el semáforo de la Rambla, parar la moto y ver desfilar a las turistas pasando tantísimo calor. Eso sí, cuando se pone en verde, arranco y miro sólo para delante, aunque ewso me obligue, como en esta ocasión, a ver el anuncio de marras.

Carlos, tenemos que cuidar nuestro estómago que corren tiempos de malas digestiones. Por otro lado, ha sido un auténtico deleite para el paladar degustar las páginas de "Otra vuelta de tuerca". Grandísima novela. Muchas gracias por la recomendación. Qué manera tan sutil de tratar esta temática. Admirable.

Muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios. Es un verdadero placer para mí leerlos y ver que os interesa lo que aquí se escribe.

mis largos pies dijo...

a mí el movimiento también me trae muchas ideas, la gente en realidad, que ninguna idea es nuestra de verdad. GRacias.

RECOMENZAR dijo...

Tus poemas infinitos salen de tu alma de poeta endulzas con palabras tus escritos..mientras nosotros te deleitamos poeta