lunes, 8 de febrero de 2010

Hernández - Serrat, Joan Manuel - Miguel


Después de la entrada anterior sobre Schubert, viene muy al caso esta otra, también de música puesta al servicio de la poesía, ahora que se ha anunciado la publicación de un segundo álbum de Joan Manuel Serrat musicando (e interpretando) poemas de Miguel Hernández: "Hijo de la luz y de la sombra".

Durante una entrevista promocional que tuve ocasión de escuchar se planteó la pregunta: ¿Hasta dónde podría haber llegado Miguel Hernández como poeta de no haber fallecido tan tristemente a los treinta y un años? Y a mí, en ese momento, algo maliciosamente, se me ocurrió pensar en el tiempo que llevaba Joan Manuel Serrat sin ofrecernos nada a la altura de sus obras maestras del llamado lustro de oro (1969-74) del cantautor.

Si nos creemos eso del lustro de oro, Serrat tenía exactamente la edad de Miguel Hernández al morir cuando terminó su periodo más inspirado. Nada de lo que hizo después se acerca, ni de largo, a sus discos anteriores a 1974 o de ese año. Pero tengamos en cuenta que esos álbumes, esas canciones, esas músicas y esas letras (las propias y las ajenas, en castellano y en catalán) son, sin lugar a réplica posible, una cumbre de la cultura de este país.

Muy meritorio es "Res no és mesquí" de 1977, poniendo música a los poemas de Joan Salvat-Papasseit, pero no puede compararse a "Dedicado a Antonio Machado, Poeta" de 1969 o al "Miguel Hernández" de 1972. Y no hablemos de "El sur también existe" con letras de Benedetti de 1985 en el que las musas ya habían pasado definitivamente del Nano.

Algo de interés se puede encontrar, poniendo muy buena voluntad, en algunas canciones de "...para piel de manzana" (1975), "1978" (1978), "Tal com raja" (1980), "En tránsito" (1981), "Cada loco con su tema" (1983), "Fa vint anys que tinc vint anys" (1984) y "Bienaventurados" (1987), pero qué remotamente alejados todos ellos de "La paloma" (1969), "Mi niñez" (1970), "Mediterráneo (1971), "Per al meu amic" (1973), "Canción infantil" (1974) o los ya mencionados dedicados a Machado y a Miguel Hernández.

Desde finales de los ochenta el Noi del Poble Sec ha ejercido el funcionariado musical lo más dignamente que ha podido, que, lamentablemente, no ha sido mucho. Discos mediocres y con escasísimo interés que a uno le da cierto reparo colocar en la estantería al lado de sus grandes creaciones. Vamos a ver dónde acaba "Hijo de la luz y de las sombras". Por lo menos, sabemos ya de entrada que será en un 50% tan bueno como el anterior: el correspondiente a las letras.

Recuperando la pregunta del principio, Serrat ya tenía todo el trabajo hecho a los treinta y uno, igual que Miguel Hernández, igual que Schubert. Lo bueno en su caso es que él después ha tenido la oportunidad de regalarnos un buen montón de años de excelente humanidad. Y yo querría aprovechar la ocasión para, desde aquí, dirigir hacia ella mi admiración y agradecimiento por todas esas canciones que sólo podían florecer en un talento acariciado por el dulce soplo de la inspiración más genial.

10 comentarios:

Isabel Martínez dijo...

Una hermosa combinación formaron en su día la voz de Joan Manuel y los versos del oriolano. Como dices, veremos qué saca ahora. Se lo merece según bien cuentas, aunque haya decaído de sí mismo en sus últimos trabajos.
Le daremos un voto de confianza, ese que ya le otorgas tú con tu generosidad. No olvidemos que Antonio Machado y Miguel Hernández son muy conocidos en este país gracias a sus discos. Un juglar auténtico este hombre.
Disfruté la entrada. Con tu buen estilo, es imposible que no sea así, amigo mío.
Un abrazo.

madison dijo...

Fantástica e interesante entrada como siempre José.
Qué casualidad que hace nada de día hablábamos Gaviero y yo sobre Serrat y su música. La música de sus inicios claro.Tengo discos de él de ¡vinilo!
A mi me gusta Serrat siempre o casi siempre.
Un abrazo

Carlos dijo...

Siempre he pensado lo mismo que tu plasmas aquí tan certeramente. Serrat tuvo una época de obras maestras absolutas y del resto de discos hay que ir picando, aunque yo no sería tan duro como para calificarlo de funcionario de la música. Se le debe tanto que se le perdona todo, aunque él no suscribiría esto seguro. Forma parte de nuestro legado cultural y eso es reconocido desde la más alta instancia política hasta el más ignorante en música, cosa que no ha conseguido mucha gente. No tengo demasiada confianza en que recupere la fuerza de su anterior incursión en Miguel Hernández, entre otras cosas porque sus arreglos musicales actuales nunca me han parecido muy atractivos (no es que los antiguos fueran exquisitos pero tenían el poder de la melodía que ya parece haber olvidado). Pero al menos, como bien comentas, la mitad del trabajo sera buena porque poder escuchar a Miguel ya es todo un placer.Lo mejor del actual Serrat es que es bastante más sabio (y eso es mucho). Excelente tu entrada por lo demás

Thornton dijo...

Serrat es muy grande: Tu nombre me sabe a hierba, Paraules d'amor, Ara que tinc vint anys, No hago otra cosa que pensar en ti, De vez en cuando la vida, Balada de otoño, Poema de amor...La verdad es que todas son de la primera época. Pero sigue siendo grande. El más grande.

Eastriver dijo...

Una meditación intelectual válida, desde luego, pero nunca se sabe. Además pienso que segurametne es cierto que el Serrat anterior al 74 es el verdaderamente inspirado pero eso siempre depende de factores varios además del gusto. En cualquier caso estaremos de acuerdo que es una pena que mataran, porque de eso se trató, al gran poeta cuando tenía sólo 31 años. Un abrazo.

Estrella dijo...

Preciosas canciones las de esa época, pero no confío en que "vuelvan las oscuras golondrinas".

cabopá dijo...

Miguel Hernández, mi poeta cercano.
Joan Manuel Serrat,mi cantautor de siempre....
Sabes,mis hijos nos regalaron de Reyes unas entradas para ir a verlo
el 28 de marzo,que viene por aquí..
Espero que cante a Miguel...
Me gusta este blog,volveré por aquí
Besicos.

Jose Lorente dijo...

Muchísimas gracias a todos por manifestar aquí vuestros comentarios que tanto bien le hacen al blog.

Isabel: apuntas muy bien que mucha gente ha conocido a Machado y a Miguel Hernández gracias a las canciones de Serrat, y ese es un favor enorme a la cultura de este país que siempre habrá que agradecerle.

Madison: a veces le he reprochado a mis padres que no tuvieran vinilos de los Beatles o de los Rolling Stones. ¡Pero sí tenían los de Serrat!

Carlos: estoy de acuerdo contigo en que lo de funcionario es demasiado duro para Joan Manuel. Él ha continuado haciendo lo que mejor sabía hacer, lo mejor que ha sabido en cada momento. El problema es que ya no le sale tan bien como entonces. A veces, con mi amigo el pudoroso, hemos especulado precisamente sobre si las idas y venidas de su inspiración podían tener que ver con la presencia de Ricard Miralles en los arreglos de sus discos.

Thornton: estoy contigo en que Serrat es el más grande compositor de canciones en castellano (y en catalán) que ha habido nunca en este país.

Ramon (sin acento en catalán para que nadie piense que he cometido una falta de ortografía): perder a un poeta así con 31 años y de esa manera fue algo terrible, aunque después él no hubiera querido volver a escribir ni un verso. Por encima de todo está la vida.

Estrella: para los que hemos perdido la esperanza, siempre quedarán sus grandes canciones.

Cabopá: disfrutad mucho de ese regalo tan bonito y significativo. Difícil sería que no cantara ninguna de él llamándose la Universidad de Elche como se llama. Bienvenida y vuelve pronto.

Un abrazo fuerte para todos y gracias de nuevo por vuestros enriquecedores comentarios.

Antonio Parra Sanz dijo...

Hace poco me decía un amigo que "es el centenario de Miguel Hernández, pero él no tiene la culpa"; ojalá no se equivoque y sirvan los homenajes para que quien no los conozca se acerque a sus versos y no para hacerse fotos "políticas". Un abrazo

serratlima dijo...

Estimados amigos, no comparto que la calidad musical de Serrat haya decaido. Los discos que vinieron luego del 74 tienen ABSOLUTAS MARAVILLAS MUSICALES, en cada disco hay por lo menos dos o tres temas ABSOLUTAMENTE GENIALES.Pero diría que con el "MO" (impresionante disco, genial, obra mayor) y este nuevo de Miguel Hernandez (OBRA GENIAL, SUIPREMA) sERRAT VUELVE A PRODUCIR OBRAS MAJESTUOSAS, que revelan de que está hecho Serrat.
Saludos amigos,
Marcos