lunes, 8 de marzo de 2010

Con la mujer trabajadora


¡Como si la mujer no hubiera trabajado desde los albores de la historia! Pero es que ahora somos muy modernos, y muy igualitarios, y ya no las arrastramos a nuestro lado tirándoles del pelo, ni les damos con la cachiporra. Y claro, ¡eso hay que celebrarlo al menos un día al año!
Me parece un homenaje deleznable del que prefiero sustraerme, no sin antes dejar de aportar esta sugerente imagen, cargada de ambigüedad, que no de hipocresía.

9 comentarios:

Thornton dijo...

Yo también me sustraigo del dichoso día. El invento de "el día de...", siempre me ha parecido la ocurrencia de un desocupado.
Otra cosa es la discriminación que sigue padeciendo la mujer: militares embarazadas que no promocionan normalmente, sueldos inferiores, dificil acceso a puestos de responsabilidad en la empresa y en la política...y para postre, cuidar de la casa y de sus inquilinos.
La fotografía no la veo nada ambigua. Parece lo que parece.
Un abrazo

Carlos dijo...

Totalmente de acuerdo con vosotros. Nada que celebrar y mucho que reivindicar. Hace tiempo que he dejado de celebrar la mayoría de los días que hay que celebrar, porque me molesta que me impongan ninguna celebración.
La fotografía buenísima.
Un abrazo Jose y otro para el maestro de arriba. El beso para Paloma.

Isabel Martínez dijo...

Hace un ratito dejé un comentario en un blog sobre lo tonto que me parecía este día. ¿Por qué no existe un día del hombre trbajador por la misma razón?
Son supremas tonterías "políticamente correctas", y ya se sabe que los políticos andan algo descerebrados.

José, la foto es magnífica. Estupenda.

P.D.- Gracias por esa crítica que tanto me va a ayudar en la revisión. Eres un cielo.

Paloma dijo...

Para mí el 8 de marzo es una fecha entrañable, porque me recuerda a mi abuela: era el día de su cumpleaños. Esperábamos celebrar la fiesta de los 100 años, pero nunca llegó, falleción con 98. Recuerdo que cuando la felicitaba siempre le decía que se celebraba el día de la mujer trabajadora y que iba mucho con ella, porque era una persona infatigable, con muchísima energía, siempre estaba haciendo algo. Nunca le hizo mucho caso a mi comentario; mi abuela fue una mujer muy trabajadora en su casa, dedicada completamente a su familia y, en el fondo, creo que pensaba que esto de la celebración no iba mucho con ella.
Besos, para Carlos, para todos.

Isabel Martínez dijo...

Con tu permiso, José, vengo a tu blog a darle un besico a Paloma, que acabo de darme cuenta que se ha amparado en mi cobijo y la tengo como amiga alrededor del fuego, una amiga ya conocida y estimada.

Paloma, gracias, eres un encanto, como tu chico. Como dijo Thornton, hacéis una pareja de cine.
Lo que cuentas sobre tu abuela es muy bonito.
Besos grandísimos, querida Paloma.

Thornton dijo...

Paloma, en el Thornton club te hemos dado la bienvenida, el Presidente, el Director de la filmoteca (Farallón) y el autonombrado Director Recepcionista (El Serrano).
No tardes.
Un beso, pequeño y soso.

Antonio Parra Sanz dijo...

Mientras se empeñen en seguir con celebraciones como esta, será señal de que las cosas siguen sin ser iguales para hombres y mujeres, pero esos son los mismos que luego, con poner en la cabecera de un texto aquello de "compañeros/compañeras", ya creen que han abolido el sexismo y que son el culmen de la progresía. Joder qué tropa. Abrazos

Ramon.Eastriver dijo...

Sugerente imagen que nos habla de tu malicia incorregible... De acuerdo en el homenaje, naturalmente.

Jose Lorente dijo...

No seré yo el que proponga que celebremos un día del humor y la malicia incorregible, y menos a vosotros que os conozco como practicantes habituales de esta disciplina. Sí reivindicaría que los hicieran olímpicos.

Un abrazo fuerte para todos y muchísimas gracias por vuestros comentarios que son la savia de este blog.